viernes, 2 de noviembre de 2012

Charlie y la fábrica de Chocolate por Roald Dahl


Pensé que ya había hecho un resumen de este libro, puesto que es uno de mis libros favoritos. Lo leí a los 8 años por un control de lectura en mi ex colegio. Viendo que no he hecho ningún resumen acerca de este, ahora me tome el tiempo de hacer uno:

Charlie Bucket, un niño pobre que vivía con sus padres y sus cuatro abuelos, todos en la misma situación. Los abuelos permanecían todo el día en la única cama. La familia era tan pobre que había días en que más de un integrante no comía, dándoles prioridad a los abuelos.

Para sus cumpleaños, Charlie recibía una chocolatina con mucho esfuerzo de sus padres. Estas chocolatinas las elaboraba el productor de chocolate más grande del mundo, Willy Wonka. Sus ideas eran muy creativas por lo cual tenía dulces nunca antes vistos por los consumidores. Visto que muchos querían robar sus ideas y espiaban la fábrica para ver como lo realizaba, Wonka decidió cerrar la fábrica para el público.

Un día normal, todos se enteraron que Willy Wonka, reabrió la fábrica. Junto con ello, organizo un concurso, en el cual pondría 1 billete dorado en cada chocolatina, las cuales eran 5. Los 5 niños afortunados  podrían entrar a la fábrica con sus padres o un familiar cercano.

Augustus Gloop, un niño de nueve años enormemente gordo fue el primer afortunado. La segunda afortunada se llamaba Veruca Salt, una niña mimada y malcriada de una familia adinerada. El tercer billete encontrado fue por Violet Beauregarde, una fanática del chicle y con un oscuro pelo ondulado y corto. Mike Tevé, fue el cuarto en encontrar el billete dorado de una de las chocolatinas, aquel niño de nueve años era amante de los gánster y de todo lo vaquero. 

Charlie al saber la noticia se entusiasmo mucho, pero era muy difícil encontrar el último billete ya que no podía comprar muchas chocolatinas para buscarlo. Un día casi por un milagro, encontró una moneda de cincuenta peniques, por lo cual fue a una tienda a comprar una chocolatina. Deposito la moneda y recibió su chocolate. Quedo con las ganas de comer otra y por ello compro la segunda. Al abrir el envoltorio, adentro  estaba el último billete dorado.

Llego a su casa muy feliz, le mostro el billete dorado a su familia y luego le dijo a su abuelo Joe que lo acompañara a el tour por la fabrica.

La aventura para Charlie recién comenzaba, su máxima historia lo estaba esperando ahí adentro, sin saber aun cual seria el final.

2 comentarios:

Comenta tus pensamientos de la entrada, tus quejas y sugerencias. Todo en el blog vale, ¡gracias por comentar!